4 Maneras en que las universidades pueden impulsar el emprendimiento y la innovación

Sin duda, las universidades del mundo de hoy deben empezar a impulsar el emprendimiento y la innovación para poder hacerle frente al entorno cambiante en el que vivimos. Esta nueva década, partiendo desde el 2020, debe ser vista por las instituciones académicas como una década para la educación exponencial, ya que las universidades se convertirán en una plataforma para la innovación a través de tres pilares principales: colaboración, adopción de nuevas tecnologías y creatividad.

A continuación, 4 maneras en las cuales las universidades pueden empezar a impulsar el emprendimiento y la innovación:

  1. Implementación de mecanismos de retención de “Equity” sobre los proyectos universitarios.

Las universidades pueden negociar o regular un porcentaje sobre la inversión realizada en proyectos desarrollados por estudiantes, esto con el único objetivo de generar una bolsa de reinversión para proyectos de las generaciones futuras. Se deberá considerar esta posibilidad siempre y cuando los proyectos generados hayan sido exitosos.

  1. Generación y gestión de fondos de capital semilla como recurso para los estudiantes.

No solo se debe buscar alianzas con empresas o instituciones bancarias tradicionales, sino también, las universidades deben empezar a encargarse de la gestión masificada de fondos para la investigación o proyectos que busquen el financiamiento para sus estudiantes y de esa manera permitan escalar sus ideas. De igual manera,  se debe empezar a analizar mecanismos alternativos como son el crowdfunding u otros mecanismos de financiamiento colaborativo.

  1. Creación de una red de inversores ángeles y mentores centrada en la universidad.

Con una amplia base de exalumnos, las universidades pueden aprovechar más fácilmente su comunidad empresarial para construir una red de inversores y mentores que puedan dar soporte a necesidades puntuales en las diferentes etapas de los proyectos gestados por estudiantes universitarios.

  1. Colaboración entre diferentes universidades y conexión con el sector privado para desarrollar nuevos productos y servicios.

Sin duda, esta es la manera más pragmática de generar investigaciones aplicadas o proyectos de vinculación, esto con el objetivo de que dichos proyectos o investigaciones resuelvan directamente una problemática proveniente del sector privado o algún actor externo que lo solicite. De igual manera, el trabajo colaborativo entre universidades permite elevar el nivel de conocimiento para generar proyectos con mayor alcance.

Las universidades deben empezar a repensar su modelo de operación ya que la disrupción radical es la que  impulsa el  nuevo orden de trabajo, la globalización y el rápido cambio tecnológico. Por lo tanto,  las universidades deben redefinir su papel y el valor que brindan a sus estudiantes y a la sociedad en general. Finalmente, es importante repensar este nuevo modelo siempre con la premisa de tener una visión que está centrada en el estudiante y su potencial aporte a la sociedad.

Julio C. García

Conector de Innovación en la EPN TECH

DESTACADOS